Ronald Kurniawan se inspira de ideogramas, sílabas, forma de las letras, animales y paisajes heroicos y que poco a poco sigue creando un lenguaje visual donde el desierto y la civilización pueden combinar felizmente juntos.

 

 

Anuncios