El fotógrafo Bill Wadman quería capturar estos movimientos, pero de una manera poco convencional.

 

Anuncios